guerra nuclear masiva

¿Alguna vez se ha sentido angustiado por la abrumadora zozobra de qué hacer, cómo proceder llegado el supuesto o qué medidas de protección ha de tomar frente a un ataque nuclear ahora que Corea del Norte desafiando a la comunidad internacional anunció que ha llevado a cabo con éxito su cuarta prueba nuclear y la primera en la que utiliza una bomba de hidrógeno, mucho más potente que las atómicas que se lanzaron contra Hiroshima y Nagasaki en 1945?

Si indaga al respecto, encontrará arsenales de manuales técnicos sobre la materia indicándole desde el adecuado proceder tanto previo al ataque hasta cómo confeccionar una óptima estimación de probables objetivos, detectar los breves indicadores de preaviso del inicio de este, la protección contra los efectos mecánicos y térmicos o el adecuado proceder acontecido el susodicho. Pero, principalmente, la medida a seguir es guardar la calma actuando con cautela y precaución ya que se debe estar preparado para un ambiente violento de confusión universal.

Según los científicos del MIT (Massachusetts Institute of Technology) llegado el hipotético de una guerra nuclear masiva de gran escala en la actualidad, gracias a los cálculos físicos, se estima que los únicos sobrevivientes de tal catástrofe serán señoras añosas debidamente acicaladas de peluquería a base de bien de cardado consolidado y reforzado con fijación capilar extra fuerte. Para demostrar esta conclusión se estudió los casos de seiscientas sesenta y tres octogenarias a las que sometieron a severos ensayos de aniquilación; siendo el noventa y nueve por ciento las indemnes, el uno por cierto deceso foráneo a la investigación y la cuantía precisada hasta el millar determinando la garantía de un impecable análisis se opusieron tajantemente a que ningún desaprensivo le arruinara su costoso peinado. “Es indescifrable, pero el escudo protector generado en el cuero cabelludo en dichos especímenes es a prueba de bombas”, ha explicado uno de los descubridores.

manifiéstese a su antojo