el parque

Como buen ciudadano que soy de este terruño, hoy al igual que mis compatriotas, gozo de tres mil seiscientos segundos para la práctica de deporte individual o un único paseo con una distancia no superior a cien mil centímetros respecto a mi domicilio tras largos días de confinamiento.

(+leer)

rubáiyátas

Recuerdo la mañana que apareció en la biblioteca del centro; de inmediato la vocinglería allí reunida se acalló bajo su figura enjuta y desgarbada. El pelo desaliñado y un encarnado pañuelo anudado al cuello acentuaban ese aire bohemio de aquel que no sabe dónde está ni tampoco le importuna en demasía.

(+leer)

saw

Me despierta un fuerte dolor de cabeza. Me revuelvo e intento acomodarme pero todo mi cuerpo se aqueja dolorido, entumecido. Yazco sobre el frío suelo sin más cobijo que el escaso atuendo que cubre mi yerta figura y en entremedio de lo que más probable sean mis vómitos.

¿Dónde estoy?

(+leer)

[049]

Quizás, déjome llevar por como dispone la festividad del día de hoy y echo un vistazo a mi desidiosa quimera descubriendo de por medio de tanto enredos y letras que lo único que habla sinceramente de mí, es el descuido de todos estos meses.

Qué ajeno queda lo expresado cuando lo desligas del costado y qué bien cuando, de una vez por todas, se despiertan las inmensas ganas de querer experimentar, las inmensas ganas de dejarse llevar.

Cierro el año, cicatrizo heridas… y citando a Eliot:

Las palabras del año pasado pertenecen al lenguaje del año pasado. Y las palabras del próximo año esperan su turno.

[052]

Ya sabe cómo va esto; casi inexplicablemente se enredan los pensamientos con el sonido de la gravilla tras tu paso y a medida que aprietas la marcha más vueltas le das y lo que en un principio es una fugaz reflexión se hace un nudo por dentro y te incomodas por tu falta de aporte a la humanidad y en una simulación casi de huida de pronto das de bruces con un vehículo todoterreno de alta gama estacionado hasta las trancas de polvo y te sorprendes dibujando en la luna trasera un mirífico mensaje transcendental tal que así: ‘con menos tierra se siembran patatas’ ilustrado tal aforismo con un puñado de esas pollas pueriles que se perfilan sin levantar el lápiz adornando los márgenes de apuntes adolescentes que aún, a día de hoy, me entusiasma plasmar allí donde fuere y con el corazón en la boca embriagada por la emoción sé que por todo esto pasaré a la posteridad.

Y usted, ¿cuál es su contribución para hacer de esta vida menos gris?