les feuilles mortes

En algunas ocasiones, juguetea distraídamente a enredar los dedos de por medio del maleable elástico que aún resiste a dar forma al raído coletero que acostumbra a acomodar en su muñeca, para poco después estilarlo todo lo que puede y soltarlo en una calculada sacudida justo en el reverso de la misma confeccionado en un movimiento presuroso inapreciable de no ser por el estremecimiento que prorrumpe sus contenidas ganas de llorar.

(+leer)

losing my religion

Acibarado excesivo regusto se arraiga en el residuo de su remembranza de todo aquello que debió haber sido el cuento más bello jamás narrado de consumados sueños con radiante desenlace bienaventurado empero no fue más que un extenuante desafío con efímeros oasis demoledores que desataron un vasto cansancio entregándole un zurcido cuerpo de maltrecho corazón.

(+leer)

secrets

Observa inexpresivo la gota de sudor que en un ligero discurrir contornea la serranía nudosa de su estropeada mano secuela de la afanosa labor consuetudinaria de años bregando entre trebejos y aperos que bien podría esgrimir las tallas esbozadas en sus delirios inventivos en otro tiempo arrinconado hoy por la cruda realidad que le condecoró en esta plúmbea ocupación.

(+leer)

ain’t got no I got life

Abre de par en par las puertas del retirado balcón que preside la silente estancia, tabicado precisos meses atrás por las imperecederas horas fúnebres del luto desplumándola de la única compañía en su haber en este éxodo que ha sido su existencia.

Despeja la abertura y, en un acto casi heroico, se arrastra hacia el exterior para inhalar una bocanada de aire que oree su desprovisto cuerpo y reanime el desleal ánimo para así satisfacer el empeño.

(+leer)